jueves, julio 26, 2007

Perdida entre montañas

Dejo atrás la tierra conocida. Despliego mis alas y miro hacia delante. Es hora de marchar. Bellas colinas y suaves valles me aguardan. Puedo escuchar sus voces, en susurros. Puedo oírlas cantar, y su melodía resbala por las laderas, mezclándose con los restos de nieve hasta unirse con las aguas del deshielo.

Perderse entre montañas, lejos de todo. Caminar y dejarse arrastrar por los sonidos y los paisajes. Devorar con los ojos los árboles, los riscos y los escarpes. Oler la tierra mojada y sentirse más cerca del cielo, hasta tocarlo con sólo estirar los dedos…

Por unos días voy a ser un hada afortunada que vuelve a la naturaleza, o al menos a lo que queda de ella. Ya os contaré a la vuelta. Os deseo dulces paseos estivales a la luz de la luna.

Por supuesto, mis libros me acompañan en esta aventura. Como siempre que emprendo el vuelo. Son mi tabla de salvación en la lejanía.

Un abrazo y hasta la vuelta.

Imagen: Valle de Ordesa y Monte Perdido

8 comentarios:

Antonio dijo...

Preciosa foto para dejarnos a todos con la morriña pirenaica. Felices vacaciones.

Miguel Sanfeliu dijo...

Pues que pases unas felices vacaciones, Elena.
Una foto que invita a relajarse... Vaya paisaje.

Un abrazo.

Blanca Vázquez dijo...

Querida Elena te deseo que pases un buen descanso. Envidia toda, porque la naturaleza es lo que necesitamos para volver a reencontrarnos. Y buena despedida con Forges, el mejor.
Feliz retiro. Y sigue leyendo.

Soledad dijo...

Buen viaje hadita afortunada!!
un beso,

luis dijo...

HOLA ELENA, que foto más bonita, yo vivo en Zaragoza y de vez en cuando subo a Ordesa, lo tengo bastante cerca, es precioso, te recomiendo que visites Torla, Oto y Broto y Si puedes Hecho y Ansó, son pueblos muy bonitos, representan lo mejor de nosotros mismos y al mismo tiempo nuestra propia decadencia...ya me contarás.........los inviernos son frios y largos, eso es cierto, pero en estos pueblos si algo se puede ver es que hay ciertos tipos de vida que están en deshuso.
Yo tengo una pequeña utopia y es retirarme algún día a uno de estos pueblos y plantar una huerta y intentar recuperar raices....

Yo el día 10 comienzo el camino de Santiago......ya os contaré, creo que no van a ser unas simples vacaciones....................Buenas vacaciones a ti y a todos.

Disfruta de la naturaleza, es el placer más discreto y el que pasa más inadvertido.....que curioso

besos

Francisco Ortiz dijo...

Espero que regreses y nos cuentes. Un fuerte abrazo, entretanto.

Ana di Zacco dijo...

Hola, hace un tiempo que miro por aquí. Me anima a escribir el recuerdo -por asociación- de mi último viaje a montañas infinitamente altas, sola y perdida entre lagos inaccesibles. Paseos por el bosque y demás, con un montón de vacas por único testimonio de la soledad buscada. Una manera de curarse de espantos y de casi todo.
Un abrazo cordial.

txe dijo...

un lugar mágico