jueves, agosto 24, 2006

JAVIER MARÍAS, Corazón tan blanco

Juan Ranz, traductor e intérprete, es el narrador de su propia vida. El libro comienza con el relato del suicidio de la segunda esposa de su padre, Teresa, tras lo cual éste se casará por tercera vez con la hermana de la difunta, la madre de Juan. En el momento que arranca la historia, Juan se encuentra en su luna de miel, durante la cual es testigo de un hecho que le marcará profundamente. Juan vive a saltos entre su casa en España y capitales como Bruselas, Ginebra o Nueva York, donde pasa largos períodos debido a imperativos de su profesión. En Nueva York se hospeda en casa de su amiga Berta, a quien le apasiona concertar citas con extraños de la sección de contactos del periódico, imaginando que cada uno de ellos será al fin el hombre de su vida.Desde el día de su boda, Juan siente un extraño presentimiento de fatalidad del que no logra deshacerse. Su mujer, Luisa, se lleva muy bien con su suegro Ranz y con un amigo íntimo de éste, Custardoy, hasta el punto de que Juan sospechará de una relación entre ambos. Al final del libro se desvela el gran secreto que permanece latente desde el principio: el motivo del suicidio de Teresa. Juan lo escuchará de labios de su padre, en una conversación oída a escondidas entre Luisa y Ranz.
Es uno de mis libros preferidos, con un comienzo de los que se quedan grabados en la memoria: “no he querido saber pero he sabido”. Genial la descripción de los personajes, sus secretos ocultos (y en ocasiones escabrosos, como en el caso de Ranz o de Berta), secretos que al desvelarse pierden esa connotación malévola, para aparecer como comportamientos humanos que responden a una serie de razones. El título de la novela, Corazón tan blanco, hace referencia a la inocencia que, al saber cosas, se va tiñendo y volviéndose menos blanca, más oscura. La maestría con que el autor nos desvela esos secretos es fundamental para que los personajes nos aparezcan como seres de carne y hueso, a pesar de las cosas que ocultan. Corazón tan blanco es el que todos poseemos en el momento de nacer, y que luego se irá oscureciendo a lo largo de nuestra vida.

Otras reseñas de obras de Javier Marías:
- Mañana en la batalla piensa en mí

12 comentarios:

Emilia dijo...

Leí "Corazón tan blanco" hace mucho tiempo y me marcó. Hoy día sigue siendo uno de los mejores libros que han caído en mis manos. Coincido con tu crítica en casi todo. Un saludo

solodelibros dijo...

Yo también lo leí años atrás, y aunque poco a poco Marías ha ido perdiendo ese influjo que me suscitó entonces, todavía creo que este libro y "Mañana en la batalla piensa en mí" pasarán a la historia de la literatura española como dos grandísimas obras. Muy buen blog el tuyo. Nos veremos por aquí.

angel dijo...

Recalé por azar en tu espacio que agradezco. Hay pocos y meritorios espacios literarios en los que uno puede asomarse con anticipación a obras que eperan ser leídas o recordar aquellas que fueron ya devoradas. Tus comentarios son precisos, como los que haces de esta novela de Marías. Me tendrás por aquí con frecuencia. Saludos....

perdidaentrelibros dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Como habréis podido observar este blog no ha hecho más que comenzar su andadura, que espero que sea muyyyyy larga. Intentaré que así sea. Y con ánimos como los vuestros será aún más placentero. Un saludo

Zuriñe dijo...

Gracias por tu comentario. Me gustan las nuevas visita. Yo me entusiasmé mucho con este libro de Marías, practicamente le descubrí como novelista, y desde entonces estoy enganchada a él. Es un gran escritor, juega con las palabras, las formas, las ideas y los interrogantes existenciales eternos de una manera magistral. Te recomiendo la trilogía que está preparando, "Tu rostro mañana". Saludos

Francisco Ortiz dijo...

Un libro inolvidable, escrito con una sensibilidad fuera de lo común.

Ernestina dijo...

Enhorabuena! Está muy bien el blog. A mi también me encanta Marías aunque ese no lo he ledio. Ya haremos intercambio. Visitaaré el blog asiduamente si mis circunstancias son las adecuadas. Besos

pies diminutos dijo...

Este es uno de mis libros favoritos. Lo recomiendo siempre a todo el mundo. Marías es el amo de la divagación, sus digresiones siempre nos dejan con ganas de más. Domina el lenguaje como pocos y es una ejemplo de escritor español con proyección internacional verdaderamente merecida.

sanblas de la "o" dijo...

Hola, esta es la primera vez que visito este blog y me deja una buena impresión. Hace unos terminé de leer Corazón tan blanco, con esto descrubí a Marias; me parece genial, una novela muy fina, exquisita. Me agrado el detalle con el que están diseñados los personajes, más el de Berta, personaje entrañable.

Buena reseña :D

MRM dijo...

Hasta hace poco he oído hablar bien de este libro y tu post me anima a darle una lectura. Supongo que nunca es tarde para leer un libro si este no ha sido quemado.

Un saludo bloggero para una bloggera de parte de un bloggero!

RAFA EDEL dijo...

He leído recientemente el libro y me ha gustado mucho. Con anterioridad ya había leído un par de novelas de Javier Marías que me habían gustado pero no tanto como esta.
Enhorabuena por la página, acabo de descubrirla y me parece muy interesante.
www.librodearena.com/edel

Anónimo dijo...

Muy entretenido espacio. Una perla
Su comentario respecto del libro Corazón tan blanco es lo que yo habría deseado expresar. Ud puso las palabras. Le felicito
Malku Rossi