viernes, abril 17, 2009

HARUKI MURAKAMI: Tokio Blues

Tokio Blues es el tercer libro que leo de uno de mis autores fetiche, Murakami. Y aunque me sabe mal decirlo, es el que menos me ha gustado hasta ahora. No tiene la magia de Kafka en la orilla, ni de Al sur de la frontera, al Oeste del sol. Es mucho más oscuro, más angustioso, porque los personajes están perdidos y no consiguen encontrar su camino ni dejar atrás los fantasmas que les atormentan. No obstante, a pesar de lo dicho anteriormente, consigue atrapar al lector en esa atmósfera tan típica que sólo Murakami es capaz de tejer. Hay párrafos que hipnotizan nuestros sentidos, como si entráramos en una habitación japonesa, nos sentáramos relajadamente en el tatami, y nos pusiéramos a meditar. El autor nos transporta a un paisaje urbano, el de la ciudad de Tokio, en el que sin embargo no hay sitio para el estrés ni las prisas. La vida fluye y los personajes nadan en ella, en un ambiente de tranquilidad que nos envuelve página tras página.

La historia es narrada como un largo flashback. Watanabe, de treinta y siete años, aterriza en un aeropuerto alemán y antes de bajar del avión escucha por los altavoces Norwegian Wood, una canción de los Beatles que le hace evocar su época de estudiante en los años sesenta. La cadena de recuerdos comienza con un paseo hipnótico por un prado con la bella Naoko, la novia de su mejor amigo, Kizuki, que se convierte en el primer amor importante en la vida de Watanabe. Este tendrá que enfrentarse a un duro golpe, que le hará entrar de forma súbita en la edad adulta, cuando Kizuki decide quitarse la vida con sólo 17 años. Este hecho marcará un antes y un después en la vida de Watanabe, un joven melancólico y solitario que arrastrará siempre el recuerdo de lo acontecido a Kizuki:

"Hasta entonces había concebido la muerte como una existencia independiente, separada por completo de la vida. 'Algún día la muerte nos tomará de la mano. Pero hasta el día en que nos atrape nos veremos libres de ella.' Yo pensaba así. Me parecía un razonamiento lógico. La vida está en esta orilla; la muerte en la otra. Nosotros estamos aquí, y no allí. A partir de la noche en que murió Kizuki, fui incapaz de concebir la muerte (y la vida) de una manera tan simple. La muerte no se contrapone a la vida. La muerte había estado implícita en mi ser desde un principio. Y este era un hecho que, por más que lo intenté, no pude olvidar. Aquella noche de mayo, cuando la muerte se llevó a Kizuki a sus diecisiete años, se llevó una parte de mí."

Por su parte la frágil Naoko, un personaje entrañable por la tristeza que arrastra y la dulzura con la que Murakami la retrata, está aún más perdida que Watanabe, y su delicada salud psíquica la hace extremadamente vulnerable. Watanabe, enamorado de ella, luchará por protegerla y sacarla del pozo en el que parece haberse sumergido. La relación entre ambos es, a mi juicio, la parte más hermosa de la novela.

El retrato que Murakami hace de los jóvenes tiene poco que ver con la imagen que la literatura nos suele dar de ellos. Watanabe se comporta casi como un adulto en muchos aspectos, aunque en ocasiones parece perdido; se mueve sin rumbo, sin saber a dónde le llevarán sus pasos. El sexo tiene una presencia bastante importante a lo largo de la novela, y sirve a Murakami para contraponer el comportamiento de Watanabe, que no renuncia a las relaciones fugaces pero no encuentra en ellas el consuelo que necesita, y el de su amigo Nawasaga, un joven promiscuo que vive el sexo como una verdadera filosofía de vida, sintiéndolo como algo necesario para mantener vivo su abultado ego. Por otro lado el sufrimiento aparece como uno de los aprendizajes forzosos al que todos tenemos que enfrentarnos alguna vez en la vida. La importancia del dolor como obstáculo que hay que salvar para seguir adelante aparece de forma muy evidente en reflexiones como ésta: "El conocimiento de la verdad no alivia la tristeza que sentimos al perder a un ser querido. Ni la verdad, ni la sinceridad, ni la fuerza, ni el cariño son capaces de curar esa tristeza. Lo único que puede hacerse es atravesar ese dolor esperando aprender algo de él, aunque todo lo que uno haya aprendido no le sirva para nada la próxima vez que la tristeza lo visite de improviso."

Es curioso que esta novela se publicó en España en el año 2005, después de que Murakami fuese ya un escritor consagrado y tras la publicación de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Sputnik, mi amor, y Al sur de la frontera, al oeste del sol. Sin embargo en realidad fue la primera de éstas que escribió, en 1987, y precisamente fue el éxito arrollador de esta novela el que hizo que el escritor se marchara de su país, primero a Europa y después a Estados Unidos, donde reside actualmente.

De nuevo son abundantes en la novela las referencias a una gran variedad de canciones de los años 60, tanto de jazz como de la cultura pop. De hecho, una de ellas, Norwegian Wood (madera noruega), es la que completa el título de la novela y, como he mencionado más arriba, la que da pie al río de recuerdos del joven Watanabe. Os dejo aquí un vídeo de Youtube donde podéis escucharla y leer la letra. ¿Qué mejor forma de terminar una reseña de Murakami?

Más reseñas de obras de Haruki Murakami:
- Al sur de la frontera, al oeste del sol
- Kafka en la orilla

27 comentarios:

Lucía dijo...

No me gusta nada esa manía que tienen las editoriales de editar la obra de cualquier autor en un orden cronológico totalmente diferente a como fueron escritas. Supongo que se deberá a razones de marketing y éxito de ventas... En fin, por lo menos de Murakami creo que está todo editado en castellano, así que no me voy a quejar más de lo necesario.
Murakami despierta sentimientos encontrados entre sus lectores, los hay que no pueden con él y otros que lo adoran. Yo estoy entre los últimos, todos sus libros me gustan, mis preferidos son Kafka y After Dark, y el que menos me ha gustado Crónica del Pájaro... le sobran unas cuantas páginas y algún personaje metido a calzador totalmente prescindible.
Tienes razón cuando dices que la imagen que se da de los jóvenes en Tokio Blues es muy madura, pero pasa en pasa en todas sus novelas, los diálogos en After Dark parecen más indicados para adultos que para jóvenes.
Y después de todo este rollo me queda decirte que me ha encanto leerte.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo empecé a leer a Murakami con esta novela. Es cierto que es un poco triste, pero a mi me encantó, hay pasajes absolutamente magistrales, por ejemplo la descripción de esos paseos dominicales agotadores. y también la extraña relación entre ambos protagonistas pienso que esta muy conseguida. Como te dije este fue mi primer contacto con Murakami, y a partir de entonces creo que lo he leido todo y todo me gusta. Quizas< algunos libros estan sobredimensionados, como dice Lucía, pero a mi me aporta tanto placer su lectura que casi lo agradezco. No sé , bajo una apariencia realista y contemporánea hay otra capa de surreolismo o nose bien que, que, al menos a mi me aporta un gran placer lector.
Estoy esperando con gran anhelo lapublicación de What I talk about when I talk about running, según he leído sera una novela extensa y autobiográfica, que más podemos pedir sus seguidores,...

Elena, me encantan tus reseñas en general y esta en particular.

Un abrazo,

juan

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho el vídeo que has adjuntado a la reseña.Cuando leí la novela me gustó mucho,pero recuerdo que tenía varios errores en la traducción.No puedo decir lo mismo de After Dark que como dice su título es muy oscura.
Gracias por tus aportaciones a los que disfrutamos con una novela en las manos.
un saludo desde Mataró

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Elena.
Me alegra que refieras así de bien a Murakami. He estado tentado varias veces de coger este libro y lo mismo con "Kafka..." Sólo he leído "Sauce ciego, mujer dormida" una estupenda colección de cuentos del autor. Hay cuentos maravillosos y otros no tanto, pero se trasluce en ellos el gran escritor que es.
Con tu recomendación ya me atrevo a escoger ese libro, pero empezaré por "Kafka..."
De nuevo, gracias.
Un beso.

Nausicaa dijo...

Q detalle poner la canción, gracias!

Bueno, lei a Murakami por una reseña que leí en tu rincón, así que a mi me convenciste a la primera :D Sigo con él, y es que es una delicia dejarse llevar por su maestria, notar que te pierdes en el oscuro pozo que dibuja para ti.

A leer!

Miguel Sanfeliu dijo...

También este libro fue mi primer contacto con Murakami y recuerdo su lectura como algo apasionante.
Un libro absolutamente recomendable, pese a la dureza de algunos pasajes.
Un abrazo.

Joselu dijo...

Yo empecé leyendo a Murakami con esta novela que hoy comentas. Me gustó bastante. Luego Kafka en la orilla me pareció muy decepcionante salvo la atmósfera del bosque en que se pierde el protagonista. No obstante he leído declaraciones de Murakami criticando duramente a Yukio Mishima al que menosprecia. He leído a los dos y no me cabe la más mínima duda de que Murakami queda a años luz de Mishima (para mal, claro está), aunque Tokio Blues me pareciera bien y me gustara bastante, pero no llegaba a lo hondo, a una profunda dimensión existencial. Tengo la impresión de que es un fenómeno editorial no una realidad literaria como lo son Kenzaburo Oe, Yasunari Kawabata o Yukio Mishima, entre los pocos que conozco. Tiene todavía mucho que aprender. Le veo petulante.

Poldark dijo...

Vaya! La reseña del libro es buenísima.

Un placer

Capitán Alatriste dijo...

Leí este libro de Murakami hace años y me pareció una novela más que entretenida. Pero no tanto como para poner demasiada atención en Kafka en la orilla y los demás...después de lo que dices, tal vez me decida a leer el de kafka, cuyo título siempre me resulto curioso.

Besos.

Carmina dijo...

Siempre me han llamado la atencion los titulos de las obras de este autor, sin embargo nunca me he atrevido con el... creo que le dare una oportunidad, ya te cuento, aunque con la pila de pendientes supongo que hasta el verano no tendre tiempo...

Clarice Baricco dijo...

Murakami me gusta mucho. Pero tiene la gentileza de ponerme mal, ja! broma...pero sí, algo tienen sus letras que me convierten en un estado ausente, claro, también otros contados escritores. Total que ya no sé que libro me ha gustado más o menos. El que reseñas me gustó. Recientemente leí After Dark.

Abrazos linda.

Raúl dijo...

Un gran cuentista y un genial narrador, este hombre.
Si he de quedarme con alguna de sus obras, eligiría la recopilación; "Sauce ciego, mujer dormida".

Francisco Ortiz dijo...

El primer extracto serviría perfectamente para ilustrar un texto sobre el existencialismo, lo que me acerca más a este escritor. Pienso que nada como un párrafo acertado bien extraído de una obra para captar lectores. Todo un acierto tuyo.

LUIS ROSER RODRIGUEZ dijo...

hola Elena, me vas a permitir que lhaya leido solo la mitad de tu comentario. Te explico. Es la proxima novela que voy a leer, llevo una temporada con Phillp Roth y estoy postradoa sus pies por su estilo y el contexto en el que situa a sus personajes. Bueno pues lo que te decia, que me voy del tema, tengo tres libros de Murakami para leer, les tengo muchas ganas hace tiempo, pero tengo tantos...entre los que compro y los que me regalan de movidas en las que estoy metido...
Y precisamente iba a empezar por TOKIO BLUES, que hace mucho tiempo que quiero leerlo.

De hecho no lo pude evitar y hara unas dos semanas me lei unas veinte páginas.

Imagino que conoces a Roth, de verdad me tiene entusiasmado este hombre, que oficio, como plasma los miedos y el paso del tiempo y sus consecuencias en sus personajes.

Tu bolg es signo de calidad y buen hacer, en serio, yo pienso que vale más, meter menos entradas y cuidar lo que ponemos desde la calidad y el buen criterio.

Por cierto que buen tiempo tiene que hacer en sevilla?, aqui en zaragoza la virgen del pilar se ha puesto la toquilla de invierno, no veas como ha cambiado el tiempo.

Bueno, pues nada, un beso....y ya nos vemos

José Núñez de Cela dijo...

Hola Elena.

Es la primera vez que escribo un comentario en tu blog, que había visitado algunas(pocas) veces, pero he de decirte que coincido contigo tanto en el interés por Murakami y en que Tokio Blues me decepcionó un poco, aunque sólo por las expectativas depositadas, aunque se reconocen escenas magníficas y los hallazgos literarios personales de su autor. En cualquier caso,comparado con otros muchos autores, sería una gran novela.
Personalmente,etré a Murakami por Kafka en la orilla, que me dejó enganchado, por lo que también coincido contigo en valorarla más que Tokio Blues, luego segui con el pájaro... y hoy mismo voy a empezar After Dark.

Como se puede constatar en los comentarios a esta entrada, hay un Murakami para cada uno de sus lectores y en eso, también, está la gracia, no?.

EN fin, henorabuena por tu blog...

JOSE

www.jancarti.blogspot.com

PD. Por la foto de portada y por otras entradas que he visto por encima, parece que también te gusta New York y Auster. Tú si que sabes!

Literato dijo...

Me encanta la narrativa de Murakami y Tokio Blues fue el primer libro que leí de él. Luego, "Sputnik, mi amor" también me atrapó con su ambiguedad y dramatismo hasta el final.
"Crónica del pájaro que da cuerda al mundo" me pareció muy real, muy contemporánea, de las idas y vueltas de los matrimonios, deseos, desempleo, etc, aunque por ahí, y en esto coincido con el primer comentario de esta entrada, hay algunos personajes rebuscados.

"Al sur de la frontera, al oeste del sol" sería el libro que a mí gusto personal le sigue a Tokio Blues. Es liviano y cargado de realismo. Aún no leí a "Kafka en la orilla" pero lo tengo a mano y lo haré.

Hay momentos en mi vida que entiendo y mucho a Watanabe.

Saludos.

RAFA EDEL dijo...

Acabo de descubrir este rinconcito a raíz de una crítica antigua sobre la novela de Javier Marías "Corazón tan blanco", he dejado un comentario sobre la misma, y me ha gustado mucho todo lo que he expones aquí. Enhorabuena es una página muy interesante.

Félix dijo...

Sigo tus reseñas desde hace varios meses y me parecen muy interesantes. Estoy de acuerdo en que es mejor calidad que cantidad.
Tokio Blues es la primera y única novela de Murakami que he leído. Me gustó mucho porque me pareció un chorro de aire fresco y de originalidad, a pesar de la melancolía que la impregna.
¿Qué te parece el personaje de Midori?. Creo que es el mejor retratado de todos.
Ánimo con el Blog. Espero volver por aquí más a menudo

Anónimo dijo...

Es la primera vez que entro al blog y me gustó mucho , vi que coincidimos bastante en gustos literarios. Acabo de terminar Tokio blues (lo primero que leo de Murakami)y me gustó mucho la amósfera que impregna a sus personajes y al entorno,entre otras cosas . Me pareció dulcísima , y triste pero a la vez esperanzada. Había leído antes a K.Oé y me pareció lacerante por decirlo de alguna manera , lo sufrí. Voy a seguir ahora con "Al sur de la frontera y al oeste del sol" que me recomendaron mucho.
Saludos desde Uruguay

César dijo...

Muy buenas Elena:

Acabo de conocer tu blog de "Bookworm", y he de reconocer que me encanta.
Tus críticas son muy completas, y veo que coincidimos en bastantes gustos (Auster, Trueba, Murakami...).

Te enlazo a mi blog para seguirte de forma habitual.

pd- Ya que he aprovechado para presentarme en la entrada de Tokio Blues, tendré que decir algo del libro no? xD. Pues eso, que es una delicia de libro, y que todavía tengo pendiente seguir descubriendo a Murakami

César dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
isabelnotebook dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Este fue el primer libro que cayó en mis manos de Murakami y no pude leerlo. Volví a intentar un acercamiento al autor con After dark y me encantó. Después leí Tokio blues y me gustó, aunque nada parecido a Kafka en la orilla que es de momento mi preferido.

Anónimo dijo...

Estoy gratamente sorprendido al ver este blog. Llevo mas de 30 añós leyendo y he descubierto algun autor interesante a traves del blog .Seguire alguna de tus recomendaciones .
De Murakami he leido 3 libros : la caza del carnero salvaje , after dark y tokio blues ... sin duda el mejor .

Un saludo y espero seguir opinando . Dardo.

El cuentacuentos dijo...

Coincido casi totalmente con los comentarios de Anónimo (el segundo comentario desde el principio). Es la primera novela que leí de Murakami, y luego eché mano a La caza del carnero salvaje, a la que había de echar de comer aparte... (Aunque no me disgustó nada, a decir verdad, era posmodernidad en vena.)

Me encantó el personaje de la chica -he olvidado el nombre, lo siento- que se enamora de su amigo al principio de la novela. Me gusta mucho la paz que destila y también la ternura de los pasajes de masturbaciones y de profundos comentarios, así como la diferencia entre los personajes femeninos entre sí y de los personajes masculinos entre sí, y algunos simbolismos. Me puedo imaginar la univwersidad de los 60.

Para mí es una novela muy hermosa, y el gusto por la música la hace aún más intensa.

La cuerda 2 dijo...

Pues la verdad que hay opiniones para todos los gustos, nosotros tenemosun blog de libros tambien y lo hemos leido 3 de nosotros, las impresiones estan recogidas en unas tablas muy chulas, pero son muy divergentes.

Echale un vistazo al blog:

www.3cuerdasy1colgao.com

Anónimo dijo...

Alguien sabe pork se paro este estupendo blog ?

aintervalos dijo...

“Tokio Blues” es una novela intensamente sincera, con controladas dosis de sexualidad explícita y un claro simbolismo que hace a sus personajes fluir en el clásico dilema entre la “vida” y la “muerte”. Uno de sus mayores aciertos es el hecho de que refleje magistralmente esa idea general dentro de una historia muy particular.
RESEÑA COMPLETA
http://www.aintervalos.com/2012/11/tokio-blues-norwegian-wood-haruki.html