domingo, abril 27, 2008

Un poco de todo

A veces me resulta increíblemente difícil actualizar el blog con cierta frecuencia. Tengo un problema grave de organización de tiempo, aunque creo que no es algo que sólo me ocurra a mí, sino que es uno de los males característicos de la sociedad del siglo XXI.

¿Qué quieres, Elena? Te apuntas a un curso tras otro (que no logras acabar porque no tienes tiempo), a clases de inglés, tienes que corregir siempre exámenes y trabajos (y llenarlos de notas con el pilot rojo), preparar clases, mantener dos blogs, hacer casi 120 km diarios de ida y vuelta, comer, hacer algo de deporte, dormir al menos 6 horas, y por supuesto hacer un mínimo de vida social y de vida en pareja. Además de las obligaciones de la casa. Y los compromisos familiares... ¿Y te extrañas de que te falte tiempo? Esa es la pregunta que me viene a la cabeza en estos momentos. Pero no puedo evitar involucrarme en más cosas de las que puedo realmente abarcar. Siempre me ha pasado y supongo que me seguirá pasando una y otra vez.

Y es que me estoy volviendo incluso una maleducada. Hace un par de semanas, Lucía me concedía un pequeño reconocimiento en su blog que hasta hoy no he podido agradecer como es debido. Se trata del premio Bloggeando con un propósito.

Cuando este blog comenzó su andadura, mi propósito más claro era compartir con más personas mis propias impresiones sobre los libros que iba leyendo. Me gustaba la idea de intercambiar opiniones que enriquecieran la visión que una lectura me había deparado. No imaginaba que, con el tiempo, este espacio se convertiría en un rincón especial donde casi todo tiene cabida, desde un relato propio, hasta un comentario sobre una obra de arte, o un escaparate de las fotografías más bellas de algunos de mis viajes. Perdidaentrelibros forma parte de mí, más de lo que pensaba. Sois muchos ya los que os aventuráis de vez en cuando por estos lares -a pesar de que, en mi condición de mujer estresada, no visito con la frecuencia que desearía vuestros espacios propios-. Algunos desde el principio, otros se han ido incorporando con el paso del tiempo. Algunos aún no tenéis un rostro preciso, o vivís muy lejos. Otros sois amigos desde hace tiempo, o compañeros de trabajo que echáis un vistazo desde la cercanía de quien se ve todos los días. Gracias a todos vosotros este blog ha crecido y ha cambiado de propósito. Porque ahora lo entiendo sobre todo como un lugar de encuentro. Un lugar donde dar rienda suelta a mis pensamientos, donde compartir emociones y experiencias, ya vengan dadas por un libro, por una película o por un viaje determinado. En ese sentido el premio no es solamente mío, sino que es compartido con todos vosotros. Porque me encanta leer vuestros comentarios, si bien muchas veces no puedo contestarlos todos, y ellos son los que le dan auténtica vida a este blog.

Espero poder colgar pronto una reseña, antes de que llegue otra de esas mágicas escapadas que, afortunadamente, me hacen evadirme de este ajetreo constante. ¡Esta vez toca Berlín!

9 comentarios:

Lucía dijo...

Te entiendo perfectamente Elena, la falta de tiempo es un mal que nos persigue a muchos.
Siempre es un placer leer tus reseñas, tardes un poquito más o menos en publicarlas, lo fundamental es que sigas publicando y que no te agobies.

Abrazos.

Nausicaa dijo...

Ufff! El estres! No hablemos de eso q me estreso :P

Es complicado, y más q falta de tiempo yo veo falta de momentos de asimilacion.

Se llevan tantas cosas para adelante q no se disfrutan, ni maduran, ni continuan.

De todas formas es un placer leerte cuando encuentras el momento.

Miguel Sanfeliu dijo...

Bienvenida al club de los estresados, Elena.
También pienso mucho en esto últimamente...

Francisco Machuca dijo...

Más que perdida entre libros creo que todos andamos perdidos en el tiempo,es decir,en un tiempo que no nos pertene por mucho que creamos que no es así.Estamos limitadísimos para nuestras cosas verdaderas,que al fin y al cabo se reducen a leer un libro,escuchar un tema musical o pasear a solas a orillas del mar.
De todas maneras tus escapadas me parecen geniales.Eso sí,siempre que vuelvas para gozo de todos nosotros.

Besos y un fuerte abrazo.

Escriptorum54 dijo...

Es lo normal, Elena.
Andamos todos algo escasos de tiempo y queremos llegar a todo. Y no puede ser.
Nosotras nos hemos tomado un tiempo de descanso. Aunque seguiremos yendo y viniendo de visita.
Que disfrutes de tu escapada.

Un beso

Elèna

Fede dijo...

Elena,
El tiempo está siempre hay. Nunca falta a la cita. Ex inexorable. Lo que ocurre es que queremos llenarlo con más cosas de las que abacamos. Hay que elegir, pero elegir es siempre sufrir... De cualquier modo me encanta que hayas introducido variedad en tu blog. Pero no dejes nunca la primera idea. tus reseñas de libros son fantásticas. Gracias a ti me he animado a leer libros que no hubiera abordado de no ser por tus reseñas.

Toñi dijo...

No me extraña que no tengas tiempo. Lo raro es que lo tengas. Pero eso nos pasa a todos ¿por qué queremos aprovechar tanto el tiempo? Se acaba tan estresada ...

De todos modos, siempre es un placer echar un vistazo a tu blog. Sigue así.

Un abrazo.

luis dijo...

HOLA ELENA, ya sabes que a mi me pasa lo mismo... lo hemos comentado tu y yo más de una vez....................yo tengo una empresa, intento pintar y escribir, asisto a una tertulia literaria, ahora estoy a puntada a una asociacion cultural, tengo una gran coleccion de cactus... y intento tener un mínimo de tiempo para ver exposiciones, leer la prensa, relacionarme con mis amigos...algun vaije....acabo de venir del puente de BRETAÑA...pero bueno, Elena tú a lo tuyo, no dejes el blog, aunque te entiendo, a mi hay temporadas que me cuesta mantenerlo.

Cuidate y cuentanos algo de tu viaje,,,,,jajajaj ( estoy sdeguro de que lo harás )

Anónimo dijo...

hola guapa ue te `pasa