martes, febrero 19, 2008

NICOLE KRAUSS: La historia del amor

Tiene Nicole Krauss una habilidad especial para envolvernos con sus palabras, como si de un velo se tratara, y hacernos flotar con una historia que en sí no es demasiado novedosa ni original. Sin embargo, su fluidez narrativa la convierten en una autora prometedora, si bien creo que este libro no está a la altura de algunas de las excelentes críticas que ha recibido, entre ellas la del premio Nobel de Literatura, J.M. Coetzee.

No conocía a esta autora hasta que alguien muy cercano me habló de ella. Sin leer ninguna crítica ni ninguna referencia a su obra, me aventuré con La historia del amor, un libro que tiene como telón de fondo el marco de la persecución judía durante el domini nazi, aunque su hilo argumental va mucho más allá. Se trata en realidad de dos historias -entre las que se entrelazan algunas más- que confluyen en la parte final. Por un lado la de Leo Gursky, un cerrajero polaco que vive en Estados Unidos y está jubilado, y por el otro la de la adolescente Alma Singer, que por una serie de azares del destino lleva el mismo nombre que la mujer que Leo ha amado durante toda su vida, y de la que además tiene un hijo -Isaac- que desconoce la identidad de su verdadero padre. Un viejo manuscrito que Leo escribió antes de abandonar Polonia es el elemento que acabará uniendo las vidas de ambos personajes. Ese manuscrito contiene un relato llamado La historia del amor, en cuyos pasajes Krauss demuestra un lirismo que se aproxima mucho al campo de la poesía.

Los personajes secundarios tienen una fuerte presencia en este libro, y le dan una complejidad original: el misterioso Litvinoff, amigo de Leo y secreto depositario de su obra, que más tarde publicaría él mismo adjudicándose su autoría; la misteriosa Alma Mereminski, el amor juvenil de Leo; Bird, el hermano de la Alma adolescente que se cree depositario de una importante misión religiosa, y especialmente el mejor amigo de Leo, Bruno, que al final de la obra nos revelará su verdadera condición. Aparecen aún otros personajes, y todos tienen su función específica en la novela.

Realmente me parece una novela recomendable, más por lo que anuncia y deja entrever que por las conquistas narrativas que alcanza. No obstante, consigue emocionar y atrapar al lector, que parece flotar sobre sus páginas embrujado por la prosa de Krauss. Quizá el fondo no sea todo lo denso que esperamos cuando nos enfrentamos a una gran novela, pero la forma y las cualidades de algunos personajes -sobre todo el anciano Leo, que la autora pinta con un trazo más que sincero- la convierten en una lectura más que interesante. Puede que en el futuro Nicole Krauss nos deslumbre con una verdadera obra maestra. Por el momento, La historia del amor, al menos, se aproxima en algunos aspectos a esta categoría.

Por cierto, encontré en el libro un guiño a El tambor de hojalata, de Gunter Grass, que me ha llamado mucho la atención. Ahí queda dicho, por si interesa a futuros lectores.

9 comentarios:

Nausicaa dijo...

:) Me gusta el titulo! Admito que me dejo llevar cosas asi, por la portada, el olor de las páginas... Además lo recomiendas tu asi que alla voy.

Joselu dijo...

No sé por qué en ese entramado de vidas que es la novela reseñada, al leerlo, me venía poderosamente a la mente una urdimbre dostievskiana, quizás por el misterio que parecen evocar algunos personajes. Hay quien dice que la novela pasa por una crisis -aunque esto se ha dicho hace mucho tiempo- pero lo cierto es que no dejan de surgir nuevos valores y revitalizándose otros que parecían sumidos en el olvido. Por la literatura, siempre.

Herman dijo...

No conocía la existencia de esta autora. Anoto en mi memoria tu recomendación.

luis dijo...

HOLA ELENA, ME HE APUNTADO ESTE, YA SABES MI GUSTO SOBRE LA LITERATURA QUE TRATA EL TRISTE CAPÍTULO DEL HOLOCAUSTO, además lo del guiño a grass y el tambor de hojalata me interesa.

Ya me he comprado Delicioso suicidio en grupo.........................ahora estoy con OMAR PAMUK, ya te contaré ME LLAMO ROJO, estoy impresionado.....por cierto conoces la lluvia amarilla de JULIO LLAMAZARES, a mi llevaban años hablandome los de mi tertulia literaria....ya te conteré un dia lo de la tertulia que voy, impresionante, La lluvia marilla, nunca la tristeza, la soledad y el abandono se habían escrito con tanta belleza.

POR CIERTO GUAPA, YA PUEDES LEER MI NUEVO Y GAMBERRO RELATO, LA VERDADERA HISTORIA DE LA ESCAFANDRA MALDITA............muy kafkiano me dijeron en la tertulia y delirante.
Me gustaria que te lo leas, te reiras un rato.
Cuidate

Desesperada dijo...

vaya, leí este libro hace tiempo, hice una reseña en la mujer justa... y tuve parecidísimas sensaciones a las tuyas, Elena.

Desesperada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Sanfeliu dijo...

Es un libro que parece interesante y que, como dices, fue muy elogiado. Creo que Alfonso Cuarón va a dirigir una película basándose en él.
Me llama la atención que Nicole Krauss es esposa de Jonathan Safran Foer, cuya primera novela también tenía algo que ver con el periodo nazi.
Una vez más me haces volver sobre libros que me había pasado de largo.
Un abrazo.

Ronsel dijo...

Yo leí este libro hace algún tiempo, de hecho lo he estado buscando en casa y no lo encuentro, quizás lo había comprado para la biblioteca del instituto, no sé. No es el libro de mi vida pero está bien.
Saludos
http://trafegandoronseis.blogspot.com/

Fede dijo...

Elena,
El tambor de hojalata es todo un libro... a no perderse!