martes, julio 07, 2009

BETTY SMITH: Un árbol crece en Brooklyn

Me fascinan los libros ambientados en Nueva York. Quizás por ello uno de mis autores fetiche es Paul Auster, cuyas obras tienen como telón de fondo esta atrayente ciudad. Ese es uno de los motivos que me ha llevado a leer Un árbol crece en Brooklyn, aparte de las buenas críticas que había encontrado sobre él. En este libro, la autora desgrana la vida de los inmigrantes en las calles del Brooklyn de principios del siglo XX, cuando aquella zona estaba muy lejos de ser el barrio chic y de moda en que se ha convertido en la actualidad, y era en cambio el lugar de residencia de masas de recién llegados a un mundo en el que esperaban que sus sueños se hiciesen realidad.

La protagonista del libro es Frances Nolan, una niña que crece en un entorno difícil pero que manifiesta una fuerza para sobrevivir fuera de lo normal. Desde pequeña, cuando muchos pronosticaban una pronta muerte dado su aspecto frágil y enfermizo, Francie demuestra ser una persona llena de vida e inquietudes. Apasionada de los libros, dotada de una imaginación asombrosa -lo que se manifiesta a su vez en una marcada vocación de escritora-, y amante fervorosa de la escuela, Francie se irá educando junto a una madre luchadora, Katie, que trabaja a destajo para sacar a su familia adelante; un hermano al que adora, Neeley; y un padre, Johnny, sumamente encantador pero demasiado aficionado a la bebida y sin trabajo fijo. En esta familia son las mujeres las verdaderas fuerzas que soportan la dureza de la vida cotidiana, son los pilares de su supervivencia, y ello se demostrará una y otra vez a lo largo de la historia de los Nolan.

Francie es tan fuerte como un árbol. Para la autora, la niña (que podría ser un alter ego de ella en su propia infancia, pues se ha dicho del libro que contiene unos marcados rasgos autobiográficos) puede compararse a esos árboles que crecen en los lugares más inhóspitos para erguirse soberbios hacia el cielo:

"Un árbol crece en Brooklyn. Algunos lo llaman el árbol del cielo. Caiga donde caiga su semilla, de ella surge un árbol que lucha por alcanzar el cielo. Crece en solares delimitados por tablas entre montones de basura abandonada. Es el único árbol que crece en el cemento. Crece exuberante...sobrevive sin sol, sin agua, hasta sin tierra, en apariencia. Podríamos decir que es bello, si no fuera porque hay tantos de su misma especie."

Junto a Francie y Katie, son las mujeres las verdaderas protagonistas de la novela. Entrañable es el personaje de la tía Sissy, una mujer muy poco convencional y maltratada por la vida, pues había dado a luz varios niños que murieron al poco tiempo de nacer. La relación entre Francie y su tía es muy especial, y Sissy nos aparece como una persona llena de ternura, enamorada de la vida y de los hombres, y por ello mismo muy criticada en su entorno, incluso por su propia familia.

La novela de Betty Smith, publicada en 1943, no tardó en convertirse en un best-seller. Miles de personas se vieron identificadas en los personajes de la historia. Los inmigrantes, los pobres, eran los verdaderos protagonistas. Y, junto a ellos, se ensalzaba el valor del esfuerzo y la educación como instrumentos de cambio que podían marcar el futuro de las personas. Por otro lado, la autora critica los convencionalismos sociales y la cerrazón de una sociedad que, afortunadamente, estaba empezando a cambiar gracias, entre otras cosas, a la extensión de la educación gratuita, que alcanzará a casi todas las clases sociales. Es pues un fiel retrato de la vida en la Nueva York más desfavorecida de principios del siglo pasado. De ahí su rotundo éxito nada más ser publicada.

Creo que después de estas palabras, queda claro que recomiendo a todos la lectura de este libro. Aunque su prosa no sea brillante, su intencionalidad y su argumento, y especialmente la fuerza de sus personajes, la convierten en una obra más que interesante. Una lectura estupenda para estas tórridas tardes veraniegas que ya han comenzado. Y si además está recomendada por el mismísimo Paul Auster, ¿quién se puede resistir?

17 comentarios:

Mannelig dijo...

Pues nunca había oído hablar de esta autora, pero la defensa que haces del libro, y la temática en sí, me han convencido. Me lo apunto y gracias por la recomendación.

Yolanda dijo...

Yo lo leí hace muchos años, pero me acuerdo de muchos detalles. La protagonista es tozuda y resistente como ese árbol que crece en un ambiente hostil. Ahora que vuelve a estar en las librerías quizá lo relea. De momento, como cuento en mi blog, estoy enfrascada en "La mano de Fátima", muy recomendable, como el anterior de Ildefonso Falcones, "La catedral del mar". El verano es una época inmejorable para leer con placer durante horas.
Felices lecturas.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, ¿qué tal va el caluroso verano?
Ideal para no salir de casa y leer al fresquito del aire acondicionado.
Cómo me atrae mucho Nueva York, pues en esta lectura ya de por sí me resulta atractiva. Adémás Paul Auster es también uno de mis favoritos. El verano pasado leí varios de él. Este verano estoy con el tercer volumen de "Millenium", y sigue en su línea, la de los dos primeros. Recomendable.

tag dijo...

Gracias por tu consejo.
Me viene fenomenal porque estoy de vacaciones y siempre me gusta tener un libro preparado para cuando termine el que estoy leyendo.
Lo voy a leer.

Carmina dijo...

Tengo este libro en la estanteria de casa, a la espera de encontrar un hueco para acometer su lectura, de momento tendra que esperar un poquito porque tengo una novela corta entre manos y luego me espera Tokio Blues de Murakami, pero sin duda sera este verano en las tardes torridas cuando su lectura amenice mis horas

Isi dijo...

Me encantó este libro. Yo también me fijé en la recomendación de Auster y por eso decidí regalárselo a mi novio.

La historia es super tierna, los personajes son todos adorables, sin excepción (también me gustó muchísimo la tía Sissy). Te apetece acompañar a Francie durante toda su infancia, es de esos que te hacen leer más y más, pese a que los capítulos no te dejan a medias, como otros libros.

Me extraña que haya tardado tanto en salir en España, lo cual me hace preguntarme cúantas buenas obras nos estaremos perdiendo...

Saludos

Patricia dijo...

Estoy también con el tercer volumen de Millenium; hasta ahora el que gana de lejos, al menos en mi preferencia, es el primero, pero de este último, el tercero, he leído un cuarto o poco más: demasiado pronto para opinar.

Tengo "Un árbol crece en Brooklyn" en mi pila de pendientes, listo para ser leído en cualquier momento.

Y aprovecho a recomendar, ya que se habló de esta autora anteriormente, el año pasado, otro par de joyitas de Irene Némirovsky (en realidad, gracias a una entrada en google me encontré con este hermoso blog y descubrí a la magnífica escritora que fue esta mujer), de esas novelas cortas: "El niño prodigio" y "El maestro de almas". Son del estilo de "El baile", el mismo tipo de publicación y recientemente editados; se leen rápidamente porque son breves pero dan qué pensar y merecen la pena; también recomiendo la biografía de esta escritora que escribió una de sus hijas, Elizabeth Gille.

Perdón por tanto hablar de Némirovsky pero es que se convirtió en uno de mis hallazgos recientes y verdaderamente, de mis favoritas de los últimos tiempos.

lamisma dijo...

Gracias por tu comentario, seguro que lo leo, a mí también me encanta Paul Auster y las novelas ambientadas en NY, en este momento estoy leyendo Summer Crossing de T. Capote; te recomiendo Ventanas de Manhattan de Muñoz Molina, te da un punto de vista español de la gran manzana igual que a 100 millas de Manhattan de G. Fesser.

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....

Lucía dijo...

Elena, acabo de leer tu entrada anterior, ¡qué noticia tan maravillosa! Estoy emocionada... mis más sinceras felicitaciones. Ahora a cuidarse y a disfrutar de estos meses.

Me ha gustado mucho tu reseña y como siempre intentaré leerlo.

Un abrazo muy fuerte.

Odel dijo...

Hace un par d emeses que lo lei ym eencanto tanto que se lo recomende a una amiga,ahun no me lo ha devuelto

La Lectora Omnivora dijo...

He tenido este libro entre mis manos muchisimas veces, y nunca me decidi a comprarlo.... Me viene bien tu reseña!!!! Saludos

tag dijo...

Dicho y hecho.
Ya lo he leido, y tengo que darte las gracias otra vez por el consejo.
Me ha gustado mucho, la pena es que no me ha durado ni una semana, y me hubiera gustado que continuara la historia de Francie y su vida de adulta.
En fin....

Un beso

Fernando dijo...

Éste es uno de los que están en mi recámara, pero ya acumulando polvo.
Esta estupenda reseña le dará un empujoncito, seguro.
Un saludo.

Cecilia dijo...

A mí también me gustan los libros ambientados en NY, sobre todo desde que conozco la ciudad y puedo colocar a los personajes en el sitio que el autor describe. (Por cierto, tu cabecera me gusta porque me trae buenos recuerdos de aquella ciudad). No he leído este libro pero sí que he oído hablar de él. Procuraré leerlo pronto.

Gww dijo...

He leído varias críticas sobre este libro pero confieso que la tuya es la que me ha convencido para comprarlo definitivamente. Ese párrafo sobre el árbol que has entresacado ha sido expectacular.

Un saludo.

Ostón dijo...

En unos minutos comienzo su lectura. La recomendación de Auster y el que se desarrolle en New York, también han sido los motivos que me han llevado a hacerme con este libro...a ver que pasa...