sábado, marzo 07, 2009

REBECCA WEST: El regreso del soldado

Conocí de la existencia de esta obra gracias a una reseña aparecida en Babelia, donde se la calificaba de "Obra maestra". No había oído hablar nunca de Rebecca West, pero la primera ocasión que tuve el libro ante mis ojos no pude evitar comprarlo. Me atrajo sobremanera su sinopsis: un soldado, herido por la explosión de un obús, regresa a su casa aquejado por un extraño ataque de amnesia, que le hace perder consciencia de lo acaecido en los últimos quince años. De las dos mujeres con las que compartía su vida hasta entonces, su prima y su esposa, sólo recuerda a la primera cuando era una adolescente, mientras que no conserva ningún recuerdo de su mujer. En cambio guarda en su memoria con gran nitidez la huella su primer amor, cuando tenía 15 años, una relación que se terminó hace mucho tiempo pero que él se empeñará en revivir. Este argumento es la excusa para que Rebecca West haga un retrato magistral de las convenciones sociales de comienzos del siglo XX, donde el amor y los sueños de juventud rotos, junto a la dureza de las condiciones de vida de los soldados en la Primera Guerra Mundial, ayudan a construir una historia sólida, inquietante y extraordinariamente bella.

Las protagonistas femeninas son muy diferentes entre sí. La esposa, Kitty, es una joven preciosa, de una belleza casi deslumbrante, pero con un comportamiento distante y frío en general. No es una mujer afortunada. Ha vivido la muerte de su único hijo, y de repente tiene que hacerse a la idea de que su marido Chris, recién llegado del frente, no guarda ninguna memoria de ella, y lo que es peor, parece no sentir ninguna atracción por la que durante un tiempo fue su mujer. Su carácter egoísta o frívolo sale a relucir en varias ocasiones a lo largo del libro, a veces con una crueldad inusitada, pues le cuesta creer que su marido esté enfermo y actúa como si todo lo que está ocurriendo fuese provocado conscientemente por el pobre Chris. En cambio Jenny, la prima, se muestra mucho más comprensiva desde el primer momento, apreciándose en ella un amor sincero hacia su primo, tanto que no oculta su alegría ante el hecho de que Chris se reencuentre con su antigua amada si ello le ayuda a conseguir la felicidad. La otra figura femenina de este curioso triángulo es Margaret, una mujer que, a pesar de tener posiblemente la misma edad que Kitty, muestra en su piel y en su cuerpo los estragos de una vida más dura, pues procede de una clase social inferior, huellas que la hacen aparecer como una flor marchita al lado de la resplandeciente Kitty. Sin embargo, desde que vuelve del frente, Chris sólo tiene ojos para ella. Incluso cuando se reencuentran y él la ve quince años mayor que la última vez que se vieron, el amor que siente por ella parece hacerse incluso más fuerte. Ambos retoman un idilio que se vio interrumpido por los celos y la mala suerte, y disfrutan de esta oportunidad que la vida ha vuelto a brindarles en forma de ¿enfermedad? mental. Su prima Jenny, quien se debate entre la tristeza por la pérdida de recuerdos de su amado primo por un lado y la alegría de verle tan feliz por otro, lo describe con palabras tan hermosas como éstas:

"Sentía ciertamente un frío orgullo intelectual ante su rechazo a recordar su próspera madurez, ante su determinación a habitar el tiempo de su primer amor, porque demostraba que estaba mucho más cuerdo que el resto de nosotros, que nos tomamos la vida tal como viene, cargada de lo innecesario e irritante. Incluso estaba dispuesa a admitir que su elección de lo que era para él la realidad, al margen de todas las numerosas evidencias puestas ante él por el mundo, su hábil recuperación de la perla perdida de la belleza era la demostración de talento que siempre había esperado de él. Pero no hacía más llevadera la dolorosa exclusión de su vida de la que yo era objeto."

Jenny sabe además que mientras Chris no recupere la memoria, no podrá volver a la suciedad y el frío de la trinchera. Ello le hace profesar un extraño cariño por Margaret, que es quien le mantiene alejado de esa realidad. Sabe que en el momento en que el engaño acabe, Chris volverá a luchar y a estar en peligro. Y esa idea le hace desear que no se cure nunca.

La historia, narrada con una prosa elegante plagada de imágenes y descripciones de olores y sensaciones, plantea varios interrogantes al lector. ¿El ataque de amnesia es una forma de defensa inconsciente de Chris para alejarse de una vida que no le llenaba? ¿Hasta qué punto somos capaces de diferenciar la locura de la cordura cuando se trata de buscar la felicidad? ¿Se ama de verdad a una persona cuando no somos capaces de sacrificarnos porque ella sea feliz, aunque ello implique un gran sufrimiento para nosotros?

Sinceramente creo que esta bella y breve novela (140 páginas) que se leen de un tirón es un ejemplo de literatura con mayúsculas. Rebecca West bucea por las emociones y los fantasmas de nuestro interior con la delicadeza de una bailarina y la valentía de un acróbata. La historia aparece así ante nuestros ojos como una pieza de danza o una acrobacia que emocionan a quien lo ve. En este caso a quien lo lee. Si a ello añadimos la evocadora edición realizada por la editorial Herce, no puedo más que suscribir plenamente el calificativo de obra maestra que se le ha dado a este libro.

La escritora Rebecca West

22 comentarios:

Mannelig dijo...

Queda apuntado para la lista de la compra de este mes. Gracias por la reseña.

LUIS ROSER RODRIGUEZ dijo...

Yo no conocía a esta autora y lo acabo de apuntar como veo que dicen, por cierto me leí Delicioso suicidio en grupo, me gustó mucho y esta mañana casi me meo en el salón leyendo Axfisia, al principio cuando describe a los componentes de la terapia de adicción al sexo.
Como ves te hago caso.
Que tal todo Elena?, es increible lo bien y lo trbajado que tienes el blog, tienes que segir con el, blogs como el tuyo nos hacen seguir a muchhos adelante, sobre todo a muchos que tenemos poco tiempo y estamos metidos en otros proyectos.
Acabé la trilogía de AUSTER que se que te gusta mucho, me ha gustado mucho y desde luego es la más metafísica que he leido de él. Acabo de publicar el comentario.
En Zaragoza, después de un largo invierno, parece que asoma la primavera. Esta mañana las garzas dibujaban flechas en el cielo surcando el cielo hacia no se que extraña migración.

Un saludo

Joselu dijo...

Me atraen estas novelas de análisis psicológico partiendo de situaciones límite. En este caso la narradora es una mujer sutil y minuciosa en la descripción de esos caracteres que se entrecruzan en la novela. El eje es Chris que vuelve de la guerra, la desventurada Kitty a la que se deja en un lugar deslucido ante esa situación que tiene que ser terriblemente difícil como es que tu marido te haya olvidado y vuelva a su primer amor. Un juego gozoso de sentimientos, que no sé si abordar pues has queda desvelado el núcleo de la novela ¿Sorprenderá el final? No sé si atreverme ya. Un cordial saludo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Buena reseña, como siempre.
He oído hablar de este libro, que no he leído, pero no me había decidido a echarle un vistazo. Después de leer tu opinión ten por seguro que iré en su busca.
Un abrazo.

Elena dijo...

Joselu, el final es inesperado y está trazado con la misma sutileza que el resto del libro. Es difícil hacer una reseña sin dar demasiada información del libro, pero en este caso te aseguro que conocer el hilo de la historia (que queda desvelado en la misma contraportada del libro) no es óbice para disfrutar de su lectura. El análisis de los personajes que realiza la autora es sorprendente, y su forma de escribir es una delicia. Y eso es imposible de captar a través de mi reseña. La única forma de hacerlo es leer el libro.

Un abrazo

Nausicaa dijo...

Q interesante, esos casos me fascinan, no dudes q me hare con el libro en cuanto pueda.

:D Me ha hecho muy feliz saber que tus gatos estan felices y contentos, jugando y seguro q haciendo travesuras sin parar. Te gustaría el librito de Jeffrey Brown, échale un vistazo ya veràs como reconoces a tus peques en más de una viñeta jajaja

Un beso guapa

Lucía dijo...

Ya está, me has convencido, tengo que leerlo. Tus reseñas tienen el poder de alejarme de la novela negra.
Un abrazo.

Una, que es optimista dijo...

También me lo apunto. Tiene muy buena pinta, cuando me lo haya leído te diré algo. Hoy empezaré "El rumor del oleaje" que también conocí a través de tu blog. Tengo mucha lectura atrasada, pero creo que colaré "El regreso del soldado" en cuanto pueda. Enhorabuena por tu blog y gracias!!!!

Mateo Bellido Rojas dijo...

Buenas...
Elena, el peligro de seguir tu blog es que nos haces la boca agua con tus reseñas de libros. Esta última es magnífica, y dan unas incontenibles ganas de salir corriendo a comprar el libro. Pero, si vieras la cantidad que tengo sin empezar, más otro tanto empezados y dejados para una mejor ocasión, que ya no tengo lugar para colocarlos, y ya están en doble fila.
Bueno, que sigas descubriendo joyas literarias para nosotros...
Un beso y feliz semana.

Elèna Casero dijo...

Algo leí al respecto. Pasaré de nuevo por aquí antes de ir a la librería a cargar.

Un beso, tocaya

Fede dijo...

Me había prometido ralentizar mis ritmo de lectura y dedicarme a escribir pero quién se resiste después de leer to magnífica reseña? Buscaré a Rebbeca West y seguramente me deleitará este libro.

Fede dijo...

Me había prometido ralentizar mis ritmo de lectura y dedicarme a escribir pero quién se resiste después de leer to magnífica reseña? Buscaré a Rebbeca West y seguramente me deleitará este libro.

Raúl dijo...

Pues esta vez si que has cautivado mi atención.
Tanto la sinopsis que transcribes, como tu delicada reseña, hacen que me entre la nacesidad de adquirirla.

Ferrari dijo...

Elena, me ha atraído enseguida. La apunto. Pasar por aquí está lleno de tentaciones. un beso

Carmina dijo...

Cada vez que te leo comprendo porque te enlace trabajas muy bien la reseña literaria, a esta autora no la conocia pero en algun momento caera su lectura, de momento estoy con uno de Isabel Allende que me han recomendado pero me esta costando horrores de leer apunto este titulo debe ser interesante

Herman dijo...

Pues no se hable más. Compraré el libro en cuanto lo vea.

Odel dijo...

Esta mañana lo vi en la libreria y no se por que razon me atrajo ,por lo que acabe comprandolo,me parecio interesante

letrasennegro dijo...

Tu reseña me ha dado unas ganas terribles de hacerme con esta novela... no es un género con el que me prodigue mucho, pero creo que independientemente del género la calidad de la historia va a valer la pena. Gracias.

Isabel Romana dijo...

No conocía este libro, pero tu reseña me lo ha hecho realmente apetecible. Saludos cordiales.

Patricia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia dijo...

Elena, siempre leo tu blog (aunque no siempre dejo comentarios) y te quiero felicitar por lo bien que escribes y la forma en que lo tienes armado. ¡Me encanta!

Además, como ya dijeron algunas de las personas que dejaron su opinión antes que yo, la forma en que haces las reseñas dan ganas de salir de inmediato a comprar el libro (o ver la película, según el caso; aprovecho a decir que coincido totalmente con tus comentarios sobre las dos últimas películas protagonizadas por Kate Winslet).

Estoy leyendo actualmente (y con avidez) "Los hombres que no amaban a las mujeres" y me tiene atrapada.
Tengo ya, por supuesto, el segundo volumen de la trilogía, que está a la espera de ser "devorado".
Y supongo que pronto saldrá el título que falta: estuve la semana pasada en Francia y allí ya tenían la versión francesa, por lo cual supongo que dentro de poco tiempo la tendremos por aquí en español.
De más está decir que aunque todavía no terminé el primero, comparto plenamente las opiniones que dejaste sobre ese libro en su oportunidad (poco antes de finalizar 2008).

Esta tarde me compré el que recomiendas ahora, "El regreso del soldado", que por cierto estaba en el sector de los "Más Vendidos" en la Casa del Libro, en Madrid, sobre la Gran Vía. Ya me dí cuenta de que lo voy a leer de un tirón, porque tal y como expusiste (entre las muchas apreciaciones que haces con respecto al mismo), es sumamente atractivo.

Soy compradora compulsiva de libros y así es de enorme la pila que tengo para ir leyendo, como creo que será la de todos los que se "pierden" por tu blog; pero igual de enorme es el placer de elegir cuando es el momento de empezar otro. Y por supuesto, leo más de uno a la vez, según las ganas y/o el humor del día o del momento, excepto que haya algo corto que lea de corrido (como seguramente ocurrirá con "El regreso ...") o que, aunque no sea breve, me tenga tan cautivada que siga con ese texto hasta la última página sin plantearme siquiera "serle infiel" con otro.

Antes de que esto se prolongue demasiado (mi tendencia a escribir en extenso no cambia), aprovecho a comentar que compré también "Las hermanas Grimes", de Peter Yates, el mismo autor de "Revolutionary Road", que me pareció muy interesante al leer la pequeña síntesis de la contratapa y echarle un vistazo al interior.

Y por último, y porque mis gustos son variados, compré también "La chica de sus sueños", de Donna Leon, una reconocida escritora que se dedica al género policial. La recomiendo para aquellos a quienes, como a mí, también les gusta leer algo más ligero de vez en cuando. La mayor parte de las novelas de esta autora (sino todas) están ambientadas en la Venecia actual y protagonizadas por el Comisario Guido Brunetti, que se ha convertido en uno de mis personajes favoritos. Es una literatura de otro tipo, como dije, pero para desconectar está muy bien.

Y nada más, que ya fue bastante.

Un gran cariño, Elena.

Y sigue adelante con este maravilloso blog.
Es un verdadero placer visitarlo.

segji dijo...

Otro libro fascinante de Rebeca West es Halcon Gris Cordero Negro
es un libro para comprender toda la situación de los balcanes.