lunes, marzo 10, 2008

Una pausa

De nuevo las obligaciones y el placer me obligan a hacer un descanso forzoso en este rincón. La culpa la tienen las evaluaciones, un viaje a París con los alumnos de 2º de Bachillerato y una escapada propia después a una tierra que aún no conozco, el País Vasco. Con tanto ajetreo me será imposible pasarme por aquí en unas dos semanas, pero espero encontraros a todos a mi vuelta. Para entonces habré terminado uno de los libros más duros y más bellos que he leído, Las uvas de la ira, de John Steinbeck.

Mientras, y como de vez en cuando me gusta perderme también entre poesía, os dejo con unos versos de Julia Uceda. Una compañía extraordinaria para confortarnos en estos últimos coletazos de frío que el invierno se empeña en dejarnos.

RAÍCES

Si ya soy una vela estremecida
colmada por tu viento. Si has llegado
al último escalón. Si me has tomado
por la raíz más honda y más henchida.

Si yo soy ya tu colmo y tu medida
y estás dentro de mí, secreto, hallado.
Si ya sobre la frente me has soplado
para hacerme vivir, ciega y ardida,

antes de irte rompe mis raíces.
Quiero que las arranques, que las trices
al alba con tu mano firme y fuerte.

De no hincarse en tu tierra poderosa
no quiere mi raíz ninguna cosa
si no es andar y andar hacia la muerte.

Julia Uceda

Imagen: vuelvo a una de mis pintoras favoritas, Tamara de Lempicka, con su Joven con vestido verde.

18 comentarios:

Lucía dijo...

Que todo vaya bien y disfruta de los viajes.
Un abrazo.

Joaquín dijo...

Disfruta del País Vasco: una tierra hermosa con la gente más noble que he visto jamás.

Y del libro , pues eso: duro como la vida. Lo leí hace veinte años y no he sido capaz de volver a leerlo. Además al terminarlo tenía unas terribles ganas de echarme al monte.

juan dijo...

Disfruta mucho de los viajes (con libros por supuesto,...) y te esperamos a la vuelta.
juan

Desesperada dijo...

aquí te esperaremos, ¡disfruta!

Joselu dijo...

Ya me contarás sobre tu experiencia en el País Vasco. Me gustaría recorrerlo este próximo veano durante diez días, aunque no sé si me voy a encontrar en un ambiente tenso y radical.
En cuanto a Las uvas de la ira, es cierto que es una de las mejores historias que he leído. Un alumno de cuarto se la ha leído con mucho esfuerzo. El final es de lo más sorprendente que he leído jamás. No te digo más. Felices vacaciones. Espero que nos cuentes algo de tus andanzas euskaldunas.

Francisco Ortiz dijo...

Que disfrutes de los viajes y de la compañía. Espero el comentario sobre Las uvas de la ira, una de mis novelas preferidas. El poema le deja a uno herido, la verdad.

Nausicaa dijo...

Paris y luego el Pais Vasco, que suertuda, disfruta, te echaremos en falta sin duda :)

Sera Sánchez dijo...

Buen viaje.
Yo si conozco el Pais Vasco. No te pierdas Zarauz, ni sus tapas.

angel dijo...

Un gusto descubrir tu espacio y leer (por vez primera) a esta autora. Un soneto exquisito.


Saludos...

Miguel Sanfeliu dijo...

Pues quedamos esperando... Disfruta de los viajes y que el trabajo sea leve.
Y también espero tu comentario sobre "Las uvas de la ira", claro.

Francisco Machuca dijo...

Buen viaje Elena,y no te digo buenas lecturas,porque con Las uvas de la ira ya lo dice todo.
Besos y un fuerte abrazo.

Mandarina azul dijo...

Elena, espero que disfrutes muchos de tus dos viajes. Y también del libro que estás leyendo, Las uvas de la ira; es de las lecturas que sin duda dejan huella.
Y gracias por los versos de Julia Uceda (tan sinceros), y por la pintura que acompaña a esos versos y a tus palabras.

Hasta pronto y un beso. :)

Cálida Brisa dijo...

Sere feliz de saber que tu lo estas siendo.
Espero tu vuelta

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

magnífico poema el que eliges de Uceda, magnífica Lempicka. Encantada de saludarte

olvidatuequipaje dijo...

He encontrado por casualidad tu blog, así como el que haces sobre arte. me han gustado mucho los dos. Más el de libros (como tú, soy profesor, de Lengua y Literatura, no sé si esa será tu especialidad pero tiene toda la pinta). Te he robado una fotillo para mi blog, espero que no te moleste.
Me ha gustado tu comentario sobre Isaac Rosa, de quien no he leído nada pero he "conocido" en la presentación del libro "La (re)conquista de la realidad". Me pareció un valor, especialmente en la reivindicación de la ética o la responsabilidad de los escritores para con la realidad, y sobre todo para con la verdad.
En fin, un saludo y un abrazo, gracias por hacer tu blog, y te leeré de cuando en cuando.

luis dijo...

Hola Elena, yo he vuelto hoy de vacaciones, me he cogido una semana, he estado en fallas en Valencia que es de donde yo soy...y hoy estoy...que no sé si estoy o no estoy, aunque como pienso y existo debo de estar.

Tamara de lempicka es una pintora fascinante, la conocí hace años y tiene esa cualidad propia de los genios, eso que hicieron ellos en su dia y no ningún otro.
Me leí las uvas de las iras de Steimbeck el año pasado y me gustó mucho, quédate con el principio, polvoriento, seco, árido y el final, húmedo, torrencial, desbordante, ese final tiene algo de apocaplitico ya verás, a mi la escena final me recordó a la piedad de Miguel Angel, cuando lo leas estoy seguro de que lo entenderás.
A ver si retomo yo también el blog, esta noche mismo, que pases unos buenos días en el pais vasco, es una tierra muy bonita y se como muy bien.

Cuidate y ya sabes...te esperamos

Lorena dijo...

Precioso poema, no lo conocía ni tampoco a la autora. El cuadro sí, también comparto el gusto porque me encanta :D Que disfrutes mucho en esos viajes, he tenido el placer de disfrutar de parte del País Vasco pero me queda la espinita de París :) Un gran beso!

dintel dijo...

Coincidimos en la pintora.