sábado, octubre 07, 2006

STEFAN ZWEIG: Carta de una desconocida

¿Hay amor más injusto que el no correspondido? ¿Y si además el objeto de ese amor ni siquiera sabe de la existencia del ser que le desea y le adora en silencio? Estas son las preguntas que se plantea Zweig en esta preciosa historia, deliciosa y cruel a la vez, por cuanto opone a la figura de una mujer enamorada la de un escritor egocéntrico y mujeriego, ignorante del amor incondicional que se le profesa. Carta de una desconocida explora el oscuro terreno de los sentimientos, tan irracionales como sorprendentes. La historia gira en torno a R., un famoso escritor que recibe en su casa una misteriosa carta que le remite una mujer desconocida. En ella, la joven le confiesa su amor, un amor que resistió el paso del tiempo y el desdén del propio escritor, que jamás se percató de su existencia. A través de sus palabras, la desconocida nos revela los momentos más relevantes de su vida, condicionada por ese amor no correspondido desde que por primera vez cruzó su mirada con la del escritor, cuando ella no era más que una niña. Hay momentos terribles en esta historia, sobre todo aquel en que nos confiesa que llegó a acostarse con su amado en dos ocasiones, separadas por varios años, sin que él la reconociese en ninguna de ellas.
Cuando la desconocida comienza a escribir su carta, acaba de ver morir a su único hijo, que en realidad era el hijo de ambos. Ella era quien de forma anónima le mandaba un ramo de rosas blancas por su cumpleaños, una forma de estar presente en la vida de su amado sin romper su silenciosa invisibilidad. Las dramáticas circunstancias que rodean a la muerte del niño le llevan a romper por fin el silencio y atreverse a confesar su amor, sabiendo que su propia muerte está cerca, por lo cual poco ha de temer de las consecuencias de su confesión:
"Mi hijo murió ayer, nuestro hijo.. Ahora ya no me queda nadie más que tú a quien querer. Pero, ¿quién eres tú para mí, tú que no me has conocido nunca, que pasas a mi lado como si pasaras junto a un riachuelo, que me pisas como a una piedra, que siempre sigues adelante y me dejas en la eterna espera? (...) Vuelvo a estar sola, más sola que nunca, no tengo nada, no me queda nada de ti. Ya no tengo ningún hijo, ni una palabra, ni una línea, ni un recuerdo. Y si alguien pronunciara mi nombre ante ti, no le darías ninguna importancia, no te diría nada."
Es difícil que tamaña entrega amorosa pueda darse en la realidad. ¿Amar eternamente a alguien que ni siquiera sabe que existimos? Podría pensarse que nadie en su sano juicio sería capaz de algo así. Es demasiado triste y doloroso. Sin embargo estoy segura de que el libro de Zweig refleja en parte una realidad de la que todos somos conscientes: no siempre amamos a la persona indicada. De hecho en muchas ocasiones nuestros sentimientos nos traicionan dejándonos seducir por personas poco adecuadas, incluso nocivas para nuestra estabilidad emocional. Leyendo este libro, he recordado los casos de muchas mujeres maltratadas física y psicológicamente por sus parejas, que a pesar de ello confiesan seguir enamoradas y no poder vivir sin semejantes monstruos a su lado. ¿Debe ser así el verdadero amor, incondicional pese a todo, aunque la persona amada nos ignore o nos haga daño? Sinceramente, creo que nadie se merece un amor así.

26 comentarios:

el detective amaestrado dijo...

Cuantas veces el amor hace el efecto cortina, no dejándonos ver lo que hay detrás verazmente...Me ha parecido muy buena tu reseña, me apunto este libro de Zweig, al que nunca me había acercado.Me encanta que me abras puertas, que lances pistas.Gracias, mil; abrazos, dos mil

Ernestina dijo...

Además de todos esos planteamientos, que señalas muy acertadamente, espero que el libro te haya gustado tanto como a mi. Besos y buena semana.

perdidaentrelibros dijo...

Gracias por tu comentario, detective. Realmente este libro de Zweig merece la pena. Seguiré lanzando pistas en la medida de mis posibilidades.
Sí que me ha gustado el libro, Ernestina. Tenemos que intercambiarnos más veces los libros, es la única forma de no arruinarnos :-). Todo lo que me aconsejas resulta ser muy bueno. Que tengas un buen viaje, guapísima. Saludos de esta Elena perdidaentrelibros.

Zuriñe dijo...

Intenté leer esta historia, pero la dejé a mitad, no me enganchó. En cambio leí su última biografía, El mundo de ayer, y me gustó muchísimo. Me parece que era un intelectual de una gran talla ética y moral. Un placer recibir tus comentarios. Te recomiendo encarecidamente que leas a Le Carré. Es grandioso.

José R. dijo...

Comparto esa compulsión de lectura que aparece en tu página. Al leer este post busqué en mi librero algo de este autor y no encontré nada. Hubiera jurado que tenía, de la misma colección, un novela sobre unos jugadores de ajedrez en un barco y cuyo nombre se me escapa. Este fin de semana buscaré ambos títulos. Considérame un nuevo lector para intercambiar compulsiones literarias. saludos desde México D. F. (mi blog anterior, pues me acabo de mudar, era : www.cineyliteratura.bitacoras.com)

Noamanda dijo...

A fe que muchas personas se enamoran de la persona equivocada y es porque esa cortina gruesa no deja ver el visillo que aún, queda detrás. Saluditos

pies diminutos dijo...

Buena reseña al libro de Zweig, uno de mis autores en lengua alemana preferidos. Su Mundo de Ayer es fabuloso, te lo recomiendo mucho si aún no lo has leído! También su "Novela de ajedrez", librito breve pero muy interesante. Besos y nos leemos!

Francisco Ortiz dijo...

En el amor puede no haber reglas ni nada lógico; en la pasión, el amor devora el entendimiento. Me conmovió esta novela cuando la leí, hace ya algunos años, y la recuerdo con tristeza pero con alegría a la vez, porque de los amores sin sentido nace también algo muy puro que distingue y engrandece al ser humano.

Inma F. Esteban. dijo...

Lo primero felicitarte por tu espacio, que me permite leer tu maravillos interpretación sobre esta obra, que siempre me ha parecido, más que una historia de amor o desamor, es una expresión de "sentimientos humanos, puros, reales, frustrados, de una mujer que no era escuchada". Maravilloso comentario, seguiré visitándote.

Anónimo dijo...

Tal vez sea un poco tarde para opinar sobre este blog, sin embargo, las palabras ahora me brotan.
La historia de S. Zweig cómo me identifica. Puedo decir tristemente que soy una enamorada de un amor frustrado. Cuántas cartas le he escrito a él, cuántas veces me he sentado al lado del teléfono con los dedos temblando queriendo llamar y sin saber qué decir, cuántas veces lo he visto pasar de lejos y su ser ilumina mi día y también me lo entorpece. A diferencia del personaje yo a él si lo conozco, me conoció y compartimos conversaciones y hasta unos besos también.. me he preguntado tantas veces cómo borrar el pasado, cómo deshacer imágenes, cómo se hace para no querer.. pero el, él sigue presente en mi.
He llegado a dudar si es culpa mía o culpa suya. Cómo explicarme? no se si son energías que él me envía o es simplemente mi propia -motion- la que me lleva a pensar en él. Nuestras vidas se cruzan pero no nuestros caminos. Termino conociendo a sus conocidos, el termina encontrándose a mis amigos, pero nunca tenemos un mismo lugar, tal vez, el único lugar al año que tenemos para vernos es el cumpleaños de cada uno. Yo voy, el viene, nos saludamos, nos regalamos detalles especiales, nos despedimos y cada despedida, como duele, pensar que es la última vez, que será meses después, que lo tuve en frente y no poder decir, actuar, insinuar, declamar, cómo quisiera decirle que lo pienso pero que no podemos estar juntos. Lo sé, no podemos estarlo ni nunca lo estaremos. mi amor frustrado.

Anónimo dijo...

Con el debido respeto a la opinión ajena, para mí Carta a una desconocida, es de los libros que menos me han gustado,no encuentro que sea una historia de amor, eso es enfermedad. Comprendo que sucede que nos ilusionemos de alguién que no siente lo mismo o incluso de alguién que no sabe nuestro sentir, pero de ahí a que dure por años???? e incluso llegar a tener un hijo en esas circunstancias.... es demasiado, muy poquito amor propio, muy poca seguridad y nula dignidad

Roser dijo...

Me gustaria leer este libro lo he buscado en librerias y me han dicho que ya no se publica, agradeceria que alguien me diguiese donde encontrarlo, gracias

GERARDO dijo...

ESTE LIBRO LO DESCUBRI POR MEDIO DE LA PELICULA ,,,PERO ME PASO ALGO EXTRA ME SENTIA NO SOLO INFLUENCIADO POR EL TEMA SINO SENTIA UNA NOSTALGIA EXTRAÑA ,,UNA NOSTALGIA DE ALGO QUE NO HABIA VIVIDO ,,,AL HACER MEMORIA RECORDABA QUE DESDE NIÑO HA VIVIDO AMORES OBSESIVOS Y PLATONICOS CON MUCHO PARECIDO AL DE LA NOVELA PERO AUN SENTIA QUE MI MOMENTO NO HA LLEGADO ACTUALMENTE VIVO ENAMORADO DE UN JOVEN QUE SOLO VI DOS VECES VIVE EN MI RECUERDO Y A PESAR DEL TIEMPO QUE HA PASADO Y DE QUE TENGO PAREJA HACE UNOS AÑOS SIENTO QUE SI LO VOLVERIA A VER IRIA DETRAS DE EL PARA JAMAS ABANDONARLE,,,,LA SEGUNDA VEZ QUE LO VI SI SABER QUE SERIA LA ULTIMA SENTIA QUE ALGO HERIA MI CORAZON ,,,A VECES MUCHOS DOMINGOS POR LA TARDE EN CASA PIENSO QUE SERA DE ESE JOVEN QUE CONOCI Y VI DOS VECES ESTOY SEGURO QUE NO ME RECUERDA PERO SE IMAGUINARA QUE PESE A TODO Y DIA A DIA LO ESPERO ,,,,

La Dama Se Esconde dijo...

No lo he leído, pero hace menos de un mes he visto la adaptación al cine y la historia es tremenda. Supongo que el libro será mucho más profundo en cuanto al sufrimiento y dolorr de la mujer.

Anónimo dijo...

No he leido el libro pero lo conocía por una persona que lo había leido y me habia hablado de el. Y no se por qué pero enseguida me sentí un poco identificada con el personaje femenino. Querer a una persona que no te corresponde, o que al menos crees que no es totalmente sincero contigo es muy dificil de llevar, bien es cierto que la vida se compone de más cosas no solo del amor, pero cuando quieres a esa persona mi cabeza cree que mi mundo debe rondar alrededor de ella, y pensandolo friamente eso no debe ser así. Hace poco he decidido acabar con esa situación y parece que llevo una gran piedra cargada a la espalda que me impide seguir, y otras veces me siento como liberada de una cuerda que me apretaba y no me dejaba respirar. Chica, para lo que da el comentario de un libro.

marta m. dijo...

Me lo he leído en una hora y media. Me ha enganchado desde el principio. Me ha encantado el libro.

Jar dijo...

Me lo leí anoche, 80 páginas, una sola carta. No podia dejar de leerla no queria dejar de leerla, esta historia de desconsuelo absoluto no provoco en mi un desanimo frente al amor si no todo lo contrario, algo esperanzador y una muy autocritica a nuestra actitud que como hombre aveces, en muchas ocasiones, abusamos de los sentimientos ajenos.
Es muy conmovedora, pero no con tintes gratuitos, si no muy identificadora. Resume todos los miedos, recelos y al fin y al cabo todo sentimiento anhelado por cualquiera de nosotros. ¿Quien no sigue enamorado de aquella chiquilla de 12 años que vio un solo dia en la calle?. Esta historia es tan extrema como nuestra propia vida, y a mi me mantiene vivo.
La pelicula de Max Ophuls, maravillosa y muy recomendable, la vision cinematografica de la historia, simplemente otra version. Como tambien os recomiento otra novela de Zweig "VEINTICUATRO HORAS EN LA VIDA DE UNA MUJER".
La leí anoche porque me la encontre en la habitación donde dormia y despues de llegar tarde a casa, a eso de las 3 de la madrugada, la empecé y ya no pude dejarla. Era una edicion de estas que regala EL PAIS o cualquier diario asi que me sorprende que no la encontreis algunos.
"Si el amor no engancha es que somos robots" (Jar)...besos

Shorby dijo...

Es uno de los mejores libros que he leído, me encanta la historia, la crudeza de las palabras de la narradora...
Lo he releído alguna vez y volveré a hacerlo seguro =)

Anónimo dijo...

Ayer vi en el programa de Garci que pasa Telemadrid la peli, buenísima por cierto, que han hecho de este libro. Aunque por lo tarde de la hora en que la pusieron me quedé un poco dormida, me cautivó la historia, por lo que nada más levantarme me he puesto a indagar sobre el libro, el cual pienso comprar mañana mismo.

Coreana dijo...

El libro está bien, muy bien escrito, detalles muy logrados, pero me parece una metáfora un poco exagerada, no?

Anónimo dijo...

La leí en la veintena, sublime.... Ahora en la treintena entiendes que el amor y la pasión habitan a veces lugares distintos y que deseo transitar aquel que me ofrezca emociones exaltadas recubiertas de serenidad... Ya no soy esa desconocida! :-)

El gusto por las palabras dijo...

Qué desazón me dejó este libro. Todavía hoy lo recuerdo con tristeza.

Anónimo dijo...

Conocí la historia de la mujer protagonista a través de una buena amiga, tal que nos soliamos contar nuestras "penas". Ella me regaló el librito pero no le presté atención hasta unos años más tarde. Me sentí obligado poco después de que ella muriese y desde aquel momento me pregunto si aquella historia no sería en cierto modo, un poco autobiográfica

guajiramente dijo...

“Es curioso “pensó, y tomó nuevamente la carta entre sus manos. Arriba a manera de título, aparecía escrito: “A ti, que nunca me has conocido”.

Recomiendo este libro, que bella historia y que gran autor.

Yo solo tenia trece años, y no sabia que la curiosidad especial con la que te miraba y espiaba se llamaba amor.

Leticia García dijo...

¡Muy buen aporte!. ¡Es una historia fantástica llena de amor, desamor, ilusiones... las más bellas y a la vez tristes emociones que puede experimentar una mujer. No puedes dejar de llorar desde la primera hasta la última página. Es como si, a veces, narrara la historia de un viejo amor, los sinsabores que vives por la persona que amas y visualizar lo que una chica por amor es capaz. Una obra tan delicada, tan sublime... ¡una auténtica delicia!
La amé desde el primer momento en que leí su reseña y en cuanto lo hallé me dispuse a leerlo y en una hora... Voilá! Acabé con los ojos hinchados, con una caja menos de pañuelos y un nudo en mi garganta y estómago.
Me identifiqué profundamente con el personaje, ya que sentí que ahora y en un futuro estoy-estaré viviendo una historia así, claro a excepción de la muerte del niño y la prostitución. Comprendo perfectamente a la dama, porque vi reflejado el amor que tengo, pero de igual manera la persona vive tan encismada y cerrada en su vida, que aunque ya lo sabe, parece como si jamás me hubiese atrevido a decirlo y, mucho menos que recuerde haberme conocido. A veces, a medida que lo leía caía en los errores que había cometido y sentía como me enrojecía la cara y consigo la terrible sensación de pena y arrepentimiento.
Es mi primera lectura que leí de Stefan Zweig y, desde entonces vivo enamorada terriblemente de él y, por supuesto de sus libros.
Siempre he pensado que los escritores y músicos tienen una sensibilidad y creatividad celestial; están dotados de una dosis extra de encanto que les permite dejar su de vida y corazón en cada cosa que hacen, tocan y escriben; pero muy especialmente Stefan contenía en su naturaleza el don de encarnar perfectamente los sentimientos y psicología femenina; para dotarlos de un halo de misterio y melancolía; sin dejar de mencionar los demás personajes que cada uno de ellos es como si representaran los temores y emociones reprimidas de Zweig.
Tenía los sentimientos a flor de piel, cada palabra, cada acción que describe la desconocida me hacía sentirme en su papel y a través de mi mente imaginar cada hecho, además de que por cada narrativa me acordaba de canciones que, perfectamente podrían quedar como tema de fondo o relatar la historia.
De las versiones cinematográficas me quedo con la de "Letter from an unknown woman" de Louis Jordán, guapísimo, melancólico (representa bastante bien mi idea y estereotipo que tengo de un pianista) y Joan Fontaine, con esa mirada, ese rostro tan expresivo...
Un verdadero deleite leer a Stefan Zweig.
Su prosa tan elegante, sin recargarla de sentimentalismos, equilibrando cada momento-acción; es como si cada historia se basase en un hecho real, que pudo vivirse en siglo XVIII y, aunque suene inconcebible, también en el presente. Muy humanista y realista, obras verdaderamente auténticas.
Me llevo de él lo complicado que es darle a cada personaje sentimientos, ideas, psicología, es como un hijo que llevas dentro de ti y lo desentrañaras, un verdadero placer...
¡Mi admiración y respeto al Señor Zweig!
¡Larga vida a sus obras!

Leticia García dijo...

¡Muy buen aporte!. ¡Es una historia fantástica llena de amor, desamor, ilusiones... las más bellas y a la vez tristes emociones que puede experimentar una mujer. No puedes dejar de llorar desde la primera hasta la última página. Es como si, a veces, narrara la historia de un viejo amor, los sinsabores que vives por la persona que amas y visualizar lo que una chica por amor es capaz. Una obra tan delicada, tan sublime... ¡una auténtica delicia!
La amé desde el primer momento en que leí su reseña y en cuanto lo hallé me dispuse a leerlo y en una hora... Voilá! Acabé con los ojos hinchados, con una caja menos de pañuelos y un nudo en mi garganta y estómago.
Me identifiqué profundamente con el personaje, ya que sentí que ahora y en un futuro estoy-estaré viviendo una historia así, claro a excepción de la muerte del niño y la prostitución. Comprendo perfectamente a la dama, porque vi reflejado el amor que tengo, pero de igual manera la persona vive tan encismada y cerrada en su vida, que aunque ya lo sabe, parece como si jamás me hubiese atrevido a decirlo y, mucho menos que recuerde haberme conocido. A veces, a medida que lo leía caía en los errores que había cometido y sentía como me enrojecía la cara y consigo la terrible sensación de pena y arrepentimiento.
Es mi primera lectura que leí de Stefan Zweig y, desde entonces vivo enamorada terriblemente de él y, por supuesto de sus libros.
Siempre he pensado que los escritores y músicos tienen una sensibilidad y creatividad celestial; están dotados de una dosis extra de encanto que les permite dejar su de vida y corazón en cada cosa que hacen, tocan y escriben; pero muy especialmente Stefan contenía en su naturaleza el don de encarnar perfectamente los sentimientos y psicología femenina; para dotarlos de un halo de misterio y melancolía; sin dejar de mencionar los demás personajes que cada uno de ellos es como si representaran los temores y emociones reprimidas de Zweig.
Tenía los sentimientos a flor de piel, cada palabra, cada acción que describe la desconocida me hacía sentirme en su papel y a través de mi mente imaginar cada hecho, además de que por cada narrativa me acordaba de canciones que, perfectamente podrían quedar como tema de fondo o relatar la historia.
De las versiones cinematográficas me quedo con la de "Letter from an unknown woman" de Louis Jordán, guapísimo, melancólico (representa bastante bien mi idea y estereotipo que tengo de un pianista) y Joan Fontaine, con esa mirada, ese rostro tan expresivo...
Un verdadero deleite leer a Stefan Zweig.
Su prosa tan elegante, sin recargarla de sentimentalismos, equilibrando cada momento-acción; es como si cada historia se basase en un hecho real, que pudo vivirse en siglo XVIII y, aunque suene inconcebible, también en el presente. Muy humanista y realista, obras verdaderamente auténticas.
Me llevo de él lo complicado que es darle a cada personaje sentimientos, ideas, psicología, es como un hijo que llevas dentro de ti y lo desentrañaras, un verdadero placer...
¡Mi admiración y respeto al Señor Zweig!
¡Larga vida a sus obras!